miércoles, 25 de marzo de 2009

Toca comprar cochecito

A pesar de mi condición de multípara (odio las palabras con los que los ginecólogos nos califican a las embarazadas-parturientas. Primero fui una primípara añosa y ahora soy una multípara, ambos nombres me suenan a ave rapaz en extinción), no tengo coche para la niña. Con mis dos hijos anteriores usé el mismo, que acabó completamente destrozado. Luego compré una silla de paseo, de esas ultraligeras, pero claro, necesito un coche para el primer año de la nena (que sigue sin nombre, voy notando cómo la tensión y la impaciencia aumenta en mi entorno. Se multiplican las insinuaciones del tipo: “No recuerdo cómo me habías dicho que se iba a llamar”.). Ya me puedo dar prisa en comprarlo porque como se me adelante, me pilla sin él (y sin canastilla ni nada preparado). Así que llevo unos días concentrada en realizar un estudio de mercado sobre las diferentes opciones. Hay dos puntos que me parecen determinantes: no quiero un coche con un capazo de esos rígidos, como el que usé con los otros dos niños, porque siempre me dio la impresión de estar paseando un ataúd o una balsa. Y también me gustaría que la silla de paseo tuviera la posibilidad de ir de cara a la madre, para así irle haciendo tonterías por la calle. Un estudio hecho en Inglaterra que cayó una vez en mis manos aseguraba que ir mirando a la madre, aunque vayan poniéndoles caras de payasa, cuando van de paseo estimula el desarrollo psicológico y que los niños que crecen de esta manera tienen un coeficiente intelectual superior. Naturalmente no quiero privar a mi niña de tantas ventajas, aunque ahora que lo pienso, esto supondría un agravio comparativo para sus hermanos, que fueron siempre mirando hacia adelante, privados de los enormes beneficios que les habría reportado irme viendo la cara de payasa.
Así que las opciones se me reducen mucho, de manera inversamente proporcional al aumento del presupuesto para comprar uno de esos cochecitos ultramodernos de los que no que no diré el nombre porque no quiero hacerles publicidad (al menos no gratuita, se entiende).

12 comentarios:

  1. uy qué pena que no vivas en Barcelona porque te pasaba mi cl coche, mi hijo ya tiene once meses y le he pasado al cochecito ultraligero, así que el otro más pesado, con maxicosi para el principio y silla de paseo -de cara a ti- para luego lo tengo almacenado en mi oficina, porque en casa no me caben... en cualquier caso te diré que son de la marca bebé confort, modelo streety, me lo recomendó una amiga y realmente va super bien, por 400 y pico euros tienes el coche, y tres sillas, la del cuco el maxicosi y la silla de después, así que en realidad podrías llevarle ahí hasta los tres años, sólo que pesa mucho como todos los coches de recién nacido así que yo ya lo cambié por el ultraligero que me han prestado ahora. Lo dicho, una pena que no estés en mi ciudad...

    ResponderEliminar
  2. Gracias!! Eso sí que es solidaridad entremadres!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. enhorabuena chica por el blog.....hoy te he descubierto y me siento super identificada contigo. Madre trabajadora con dos enanos de 4 y 7 años....con un trabajo casi cómodo decido hace unos meses aceptar el reto de mejorar y ascender y aayyyyyyyyyyy, que pocos me entienden. En fin que desde hoy tienes una admiradora profesional( escribes muy bien y clarito, je, je) y de género( pocas mujeres nos atrevemos a decir lo qeu pensamos de la odisea que es ser madre y trabajadora en este mundo y en este madrid) Animo y me has hecho reir una jartáaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. Agggggggggggg, yo estoy embarazada de mi primer hijo y estoy con la misma duda. Me estoy volviendo loca mirando todos los cochecitos por la calle!!! No sé cual comprar!!!

    ResponderEliminar
  5. Tampoco hay que darle tantas vueltas, compra uno que te guste y basta. Es verdad que es divertido que vayan mirando hacia ti, porque así les ves la carita más tiempo.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡¡IMportante!!!!! Sea como sea, ¡¡¡¡comprueba que te cabe en el ascensor!!!!

    ResponderEliminar
  7. lo del ascensor es un gran qué, bien visto!

    ResponderEliminar
  8. y que quepa en el maletero del coche, y que se pliegue facilmente si vas a utilizar el coche a menudo, y que sea ligero que al principio los niños no pesan pero luego hay que añadir los kilos del niño al carro!!!!!!!!!! y mirar en google opiniones porque yo cuando cambie a una silla muy ligera metí la pata hasta el fondo.... Después de hacer un estudio de mercado, la silla me dejó tirada en vacaciones y tuve que comprar una deprisa y corriendo, bastante más barata y que al final aguanto carros y carretas.... Buena suerte madre en apuros y madre primeriza que acerteis en la elección que la silla tiene que durar mucho tiempo y encima se utiliza todos los dias. Por cierto mis niños ahora tienen 4 y 7 y eso de no salir con silla, biberones, ropa de recambio, chupetes, pañales, en fin que parece que te vas de vacaciones y bajas a comprar el pan.... Que descanso......

    ResponderEliminar
  9. Oye, tengo curiosidad: eso de primípara añosa...a qué edad se refiere en tu país??? En el mío ya cada vez es más normal ver primerizas de más de 30, y las llaman añosas cuando van para los 40.

    Con lo del coche, pues yo te diría que busca uno que te sirva para la bebé durante el primer año, que pueda dormir bien comodita y puedas taparla del viento con las dos capotas ( si trae silla para el auto ). Porque la verdad, como dijo una madre por ahí, ya después del año lo mandas a la fregada, porque no es lo mismo halar un precioso pero enorme coche con un recién nacido de 2 o 4 Kg, que cuando ya el inquilino pasa de los 10 Kg. Allí es donde no te importa si es lindo o no, sólo que sea práctico para poder cargarlo.

    Marissia

    ResponderEliminar
  10. NOOOOOOOOOO, no hagas investigación!!!! Compra el que te guste, no entres en ver si es de aluminio, de hierro, más o menos pesado, traspirable, reversible, plegable.........NOOOOOOOOOO.... yo me pasé semanas mirando cochecitos para dar con el ideal, el que cumplía con todos mis requisitos (porque además tenía que llevar dos niños pero no quería un gemelar) y al final resultó que el que compré era un cachivache enorme y pesado que tuve que vender casi sin usar por una tercera parte de su precio, porque es que ya lo odiaba, hasta mi marido y yo discutíamos continuamente por él, y claro, yo era la culpable de haberlo elegido y haber gastado más de 1000 € entre carro y múltiples accesorios (regalo fraccionado de la familia, por cierto...)y eso que yo sólo quise elegir lo mejor y se suponía que era de lo mejor del mercado, de gama alta y tal! Yo ya he aprendido, soy madre de tres, sólo hay algo realmente importante, que sea ligero, porque cualquier carro, por bonito que sea, estarás deseando darle una patada y librarte de él cuanto antes mejor!!

    ResponderEliminar
  11. el mejor es el bingabú que lo tiene noséqué actriz o el luila..o este que parece que te ponen al niño a la altura de tu pescuezo...o el de las super ruedas hinchables o este específico para ciudad ...o el que llevaba la Suri Cruise o o o ...¡cómo se aprovechan de las pijerías de las madres primerizas...! Parece que más que ser madres quieren tener una razón más para consumir...je je je
    Ya me las veo en el lidil buscando pañales de marca blanca...je je je

    ResponderEliminar
  12. ¿Has pensado en usar un fular, una bandolera, un pouch, un meitai? Aunque corres el riesgo de no querer ver un carrito en tu vida ;)

    ResponderEliminar

Compártelo