jueves, 19 de febrero de 2009

Miedos nocturnos

Mi hijo mayor es igual a mí, exacto. Más que un hijo parece un clon, tanto que me cuesta reñirle porque es como echarme la bronca a mí, y porque le entiendo tan pero tan bien que me cuesta decirle que no haga algo. Como cuando tiene miedo, mejor dicho, pánico por la noche, y no logra dormirse de la angustia que le entra ante la perspectiva de varias horas sin luz ni sonido. Cada noche, después del consabido cuento, cuando ya le dejamos solo en su habitación, necesita para tranquilizarse hacernos toda una serie de preguntas para tratar de recuperar la calma. Suelen ser dos o tres, que respondemos con paciencia noche tras noche, pero ayer, se ve que estaba más nervioso que de costumbre, batió récords.
- ¿Está la puerta cerrada? ¿Es una puerta blindada con hierro, verdad?
- El hierro no se rompe con nada, ¿verdad?
- ¿Ni con fuego? ¿y si los ladrones encienden un fuego enorme delante de la puerta?
- ¿La policía está ya en la calle?
- ¿Por la noche hay más policías que por el día?
- ¿Cuánto dura la noche? ¿Falta mucho para que se haga de día? ¿Por qué la noche es muchísimo pero muchísimo más larga que el dia?
- ¿Qué roban los ladrones?
- Mamá, ¿y tú tienes muchas joyas valiosas?
- ¿y el collar ese de colores que llevabas ayer no es valioso? A mí me parecía muy valioso
- ¿Por Madrid pasan alguna vez huracanes?
- ¿Y cuando llueve mucho y hace viento eso no quiere decir que esta llegando un huracán?
- ¿Aquí nunca nunca llegará un huracán ni aunque llueva mucho? ¿cómo se puede saber que nunca llegará un huracán? ¿y si se equivoca uno y se tuerce?
- ¿En España hay bichos que pican?
Pero digo que piquen y te pongas muy malito, no solo que te salga un grano
- ¿Y por qué no llegan desde Africa si el abuelo dice que Africa esta muy cerca de España?
- ¿No pueden atravesar el mar volando los mosquitos? ¿Ni los que tienen alas muy largas?

Tras esta sarta de preocupaciones, se hizo un silencio, y cuando ya pensé que se había quedado por fin dormido, me hizo, con voz temblorosa su última pregunta: Mamá, ¿tú conoces a mucha gente que haya crecido sana y salva?

6 comentarios:

  1. qué monada tu hijo, si es que les llega tanta información que supongo que no es fácil que la procesen toda, y que tengan preguntas me parece una forma muy sana de crecer, aunque sea a las diez de la noche!!!

    ResponderEliminar
  2. Varias madres de bebés que vivimos por la zona de Pza de Oriente nos hemos juntado para empezar HOY y durante una semana una campaña de RECOGIDA DE FIRMAS para que instalen una Escuela Infantil en el antiguo albergue "El Don de María". A ver si sacamos esto adelante...

    Pinchando en el enlace podréis ver la infomación y fotos del lugar.

    Un saludo.


    http://centrodemadrid.wordpress.com/2009/02/18/comienza-la-campana-de-recogida-de-firmas-para-una-escuela-infantil-en-la-calle-mayor-83/

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero tú te has hecho periodista antes o después de conocer a tu hijo?

    ResponderEliminar
  4. Me llama la atención que un niño tan pequeño tenga tantos temores en su corazoncito...Cuando el mío sale con que le da miedo entrar a su cuarto porque está oscuro, piensa más en los monstruos que en otra cosa, pues me parece que ladrones e incendios no son temores propios de esa edad...

    A la mejor está viendo mucha violencia en tele, o las mismas noticias que cada vez hasta a nosotros los adultos no nos permiten conciliar bien el sueño.

    Un remedio eficaz para mí, que le he enseñado a mi hijo desde que nació, es que ore al Señor antes de dormir, pidiendo por protección, y por un sueño reparador para todos nosotros. Y cuando tiene algún pensamiento que le perturba, le recuerdo que su Dios no se separa de él. Tanto así ha calado en él esta enseñanza, que cuando su hermanita de dos años le dice que tiene miedo, mi pequeño le recuerda que "Dios es invisible, y está en el cielo, pero él te cuida y no tienes que tener miedo". Y con eso, yo me quedo tan tranquila y satisfecha, de ver que mis palabras han hecho mella en su tierno corazoncito.

    Podrías intentar lo mismo tú...no te parece?

    Marissia

    ResponderEliminar
  5. A mi no me parece nada extraño, es de lo más normal, de hecho al mio pequeño (tengo 2)también le pasa.
    Sí Marissia, podríamos intentarlo. Hasta que un día se enferme de algo complicado, se quiebre una pierna, o de verdad entren ladrones en casa o haya un incendio (Dios no lo permita)y entonces haya que decirle que bueno... que en realidad no es Dios quien se ocupa de esas cosas. O él terminará deduciento que papá y mamá le mintieron. ¿No te parece?

    ResponderEliminar
  6. ponle a escribir....menuda imaginación

    ResponderEliminar

Compártelo