viernes, 6 de febrero de 2009

El barrio está sucio

Mi hijo mayor me ha salido un defensor a ultranza de la moral y el orden. Y nada le indigna más que pasear por las calles de nuestro barrio, que, la verdad, según el momento de la semana parecen un escenario de una batalla urbana. "Mira, mira qué sucio esta esto". "¿Verdad, mamá, que no está bonito tirar un papel por la calle?", "¿A qué está muy mal pintar en las paredes?" "¿Y con qué han pintado esas letras tan grandes?" ¿Y quién ha roto ese árbol, o será que ha pasado un huracán? ¿Por Madrid pasan huracanes?" "¿Mamá, a que por la calle sólo podemos hacer pis los niños porque a veces no aguantamos a llegar a casa y es mejor hacer pipi en la calle que mearse? "¿Mamá, y por qué entonces hay un señor haciendo pis ahí entre los coches, vive muy lejos y el pobre no llega a su casa?" "Mira, mira, mamá, ¿verdad que no se puede dejar un vaso ahí tirado en la acera, porque puede venir un niño pequeño y cortarse si se rompe, verdad mamá?" "¿Verdad mamá, que si la policía se encuentra al que tiró ahí ese vaso se lo lleva a la cárcel, verdad mamá?" "Mamá, ¿verdad que si el alcalde se entera se va a enfadar mucho?"
Y yo, la verdad que la mayoría de las veces no sé qué responderle.

1 comentario:

  1. Yo si... ¡dile que se dedique ya a la política! ... seguro que a todos nos iba mejor
    Cris

    ResponderEliminar

Compártelo