lunes, 15 de diciembre de 2008

Pon una -itis en tu vida

Había una época, aunque cueste recordarla, en que la conversación giraba sobre libros, sobre películas, bares y hasta discotecas, que si en que bar pinchan mejor música, cual es el mejor para cerrar la noche, o dónde se puede tomar una copa después de las tres de la mañana un día de diario; ya sé que ahora parece muy lejano pero esos temas ocuparon una vez nuestras conversaciones, que nadie lo niegue.
Pues bien, esos asuntos han dado paso a otro igualmente variado y que da también mucho juego en la vida social: el imperio de la -itis. Que si mi niño tiene otitis, pues el mio gastroenteritis, y ya pasó la faringitis... Yo llevo tres semanas sumida en una sucesión de - itis varias y todavía no veo la luz al final del túnel: el pequeño ha ido enlazando sin piedad gastroenteritis con faringitis y ya para rematar gengivitis (que es lo peor que le puede ocurrir a un tragón). Tres semanas sin dormir ni vivir. Pero eso sí, con mucho tema de conversación, porque hoy en día si no tienes una -itis en tu vida no tienes de qué hablar. Ayer mismo me arrastré a la farmacia a comprar una pomada para las encías sangrantes del enano, y ¿quíen creeis que me aconsejó sobre cómo usarla? la mismísima belén esteban me contó cómo se la da ella con el dedo a su hija y cómo le curaba ella la gengivitis. Así que me volví tan contenta a mi casa, como si me hubiera ocurrido algo emocionante. Decididamente, mi vida es muy aburrida últimamente.
Y a todo esto, hoy estoy en casa fastidiada con sinusitis. Y pensar que aún nos queda la otitis, la cistitis, la gastritis...

2 comentarios:

  1. No olvides la única -itis que aunque tostonera, nos llena de orgullo: la MAMITIS!. En eso somos afortunadas.

    Mucho ánimo. Yo también llevo un mes con la enfermería abierta,y en el mejor de los casos, sólo entornada. Ya falta menos para la primavera. Optimista que es una.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog!!! Apenas lo descubrí hoy, y me he identificado con cada una de las entradas que he leido. No cabe duda que el ser mamá es una de las profesiones más complejas del mundo. Espero que tu embarazo siga super bien, y que las -itis no terminen por volvernos locas. Saludos y felicidades. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Compártelo