lunes, 8 de diciembre de 2008

Las delicias del embarazo

Tengo varices en lugares inverosímiles, la tensión tan baja que paso la mitad del día mareada, y cefaleas recurrentes prácticamente a diario. Una delicia. Y sin embargo, estoy contenta de estar embarazada. Contenta, a pesar de las varices, la tensión por los suelos y la cabeza que me estalla. Que no es nada grave, pero sí incómodo, como poco. Y todavía me queda medio embarazo por delante, 20 semanitas de nada en las que los síntomas se irán incrementando. Ya me lo advertido los ginecólogos, en el tercero, los síntomas son más molestos. Normal, si es que está todo ya muy usado; me siento como un coche de segunda mano, que hoy tiene un problemilla por aquí, mañana por acá, nada serio pero cada día algo... Y ya digo, que las hay que están en muchas peores condiciones que yo, con problemas más serios, o en reposo absoluto. Y aún así, están contentas de haberse embarazado. Y también hay muchas que se someten a terribles tratamientos, que podrían ser catalogados como tortura, para alcanzar este estado. Y cuando lo logran, están contentas. ¿Qué adonde quiero llegar? Pues que nos hemos trastornado, porque sólo un trastorno mental, aunque sea transitorio, puede explicar que se pueda estar feliz en esta situación –y lo siento si alguna se da por ofendida-.
Me sorprende que no haya bibliografía sobre el tema.

1 comentario:

  1. Te entiendo.

    Yo pasé vomitando por cuatro meses, y con náuseas por dos meses más, en el embarazo de mi niña. Con el varón ( el mayor ) tuve sólo náuseas tres meses, y si acaso un par de veces me tocó devolver. En el primer embarazo ( que lo perdí a los cuatro meses ), no sentí ningún malestar, sólo un poco de flatulencia y ya. No quiero imaginar qué pasaría con un tercero ( ya no hace falta que me lo imagine, porque ya cerramos la fábrica!! )

    Pero a pesar de todo...se siente una muy feliz, porque eso indica que todo va muy bien. Al menos eso dicen los libros: más achaques=más hormonas=más embarazo.

    Cuéntanos un poquito más...no tengo claro si tu tercer bebé fue planeado o fue "un gol", como decimos en mi país. Y ahora qué dice tu familia, sabiendo ya que es una niña??

    Tienes más o menos de 30?? Es que por lo que he leído, las europeas están tendiendo a tener bebés después de los 30, una tendencia que se está volviendo casi normal, en este estilo de vida de las mamás que trabajamos y somos profesionales. Yo tuve mi hijo a los 32 y mi hija a los 35...por eso ya no quiero más niños...no me veo con un recién nacido a los 40!!! Quizás si hubiera tenido unos cinco añitos menos me hubiera animado a pedirme el tercero...por esa razón es que mi esposo y yo consideramos una lejana y remota opción de adoptar otro niño ( no bebé ), en un futuro...Si Dios nos da la bendición económica, queremos compartirla con un niño que no tenga hogar. Pero sólo el tiempo dirá...

    Bendiciones para tí Caro, y para tus tres retoños....

    ResponderEliminar

Compártelo