jueves, 30 de octubre de 2008

Celos

Parece que mi hijo mayor, que fue el primer hijo, el primer nieto y el primer sobrino, ha superado por fin los celos. Creo. Dicen que es mejor que un niño verbalice lo que le pasa. Que así irá superando los traumas. Si eso es cierto, a él no le ha debido de quedar absolutamente ningún trauma, porque su principal problema justamente es que verbaliza demasiado bien: “Pues estábamos mucho mejor los tres solitos antes de que llegara este gordo peludo que no sabe hacer más que llorar”. O “He cambiado de idea, hubiera sido mucho mejor que hubiéramos encargado un perrito en vez de un hermanito. ¿Ya no lo podemos cambiar?”. Y es que fue él quien empezó con poco más de tres años a reclamar un hermanito, de hecho, un día en el parque hizo llorar a una de sus amigas porque se empeñó en llevarse a su hermanita pequeña, mientras gritaba ¿por qué yo no puedo tener un hermanito?. Pero ese ansia se le pasó en cuanto vio que el hermanito estaba en casa todo el día y que, a pesar de ser pequeño y completamente inútil, reclamaba atenciones continuamente y no tenía ninguna intención de irse por dónde había venido.
De verbalizar su preocupación por la pérdida de la atención exclusiva de sus padres, tíos y abuelos y por la invasión de su espacio vital, pasó a la defensa física del mismo, a bofetón limpio o lanzándole cajas llenas de juguetes a la cabeza. Ahora que su hermano ya camina y juega, se ha dado cuenta de que le puede ser útil tener un pequeño esclavito que corretea detrás haciendo todo lo que le dice y riéndole todas las gracias. No ha vuelto a pedir que lo devolvamos o lo cambiemos por un pequinés.

2 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog y he de decirte que menudo descubrimiento!!! Enhorabuena, niña. Yo tengo un niño de casi 4 años y un bebé de 13 meses. Bueno, lo de bebé con más de un año es relativo, pero éste va a ser bebé hasta que pueda decirme "mamá, por favor. Que está mi novia delante!"

    Me he leído todos tus posts, desde el primero hasta el último y puedo garantizarte que te seguiré de cerca. Concido totalmente con tu manera de entender la maternidad -si es uqe eso se puede enender de alguna manera ja ja- y creoq ue me vas a deparar grandes carcajadas.

    Ánimo, y si no tuviera 2 hijos te pediría que escribieras a diario, por puro egoísmo, pero sé que es un imposible.

    Ah! Un dato. Debjo de mi casa hay un happyleches de esos de bolas y mi hijo con sus 3 años y 9 meses que pasa a diario por la puerta me dice "mami, cuando sea mayor voy a entrar ahí" jajajajaja lastimica.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te identifiques con mi visión del negocio este en el que nos hemos metido. Y trataré de escribir lo más frecuentemente posible.

    ResponderEliminar

Compártelo