miércoles, 24 de septiembre de 2008

Empieza la guardería

Ahora que está tan de moda lo de los equipos de psicólogos, que en cuanto ocurre algo, hay están dando ánimos a la gente, deberían crear un gabinete de apoyo psicológico para los padres con hijos que empiezan la guardería, perdón, la escuela infantil. Porque una deja al niño por la mañana berreando como si le arrancaran la cabeza, con las lágrimas saliendo a chorros y de verdad que se le desploman todas las certidumbres. ¿Por qué lo llevo a la guardería? ¿por qué trabajo yo? ¿no habría otra solución menos dolorosa para todos? ¿tiene sentido tanto sufrimiento? B. ha empezado a ir a la escuela hace dos semanas, con dos años recién cumplidos. Y no le gusta nada. Sólo el primer día se quedó tranquilo por la novedad de encontrar tantos juguetes nuevos, pero parece ser que a los diez minutos, agotada la novedad, se puso a llorar desconsoladamente y, quitando breves intervalos de descanso para recobrar fuerzas y lágrimas, no paró en toda la mañana. El día después ya ni siquiera eso, en cuanto torcimos la esquina para subir hacia la escuela, empezó a contener los pucheritos, mordiéndose el labio (casi me da más pena eso que los lloros) hasta que se transformaron en un alarido de Mamáaaaaaaaaaaaaaa en cuanto cruzamos la puerta. Me lo tuvo que arrancar la profesora porque se aferraba a mí como un koala a un eucalipto. Y así está siendo todas las mañanas, lo dejo chillando y me voy con el mismo sentimiento de culpa que si lo estuviera vendiendo a una banda de traficantes de órganos. Y como si no bastara con eso, por las tardes, el pequeño enano, que aún no habla, me hace sentir su enfado y su rabia conmigo propinándome incontables bofetones, pellizcos y protagonizando las peores pataletas de sus dos años de vida. ¡Necesito ayuda psicológica!

9 comentarios:

  1. yo estoy en la misma que vos, no se que hacer con mi gordo que sufre horrores en la guarderia el antes era re independiente se iba sin problema con sus abuelos, tios etc ahora no se separa un segundo de mi lado para peor tengo un casamiento en 15 dias y pensaba dejarselo a mis suegros pero al paso que vamos lo dudo que lo pueda hacer. josefina

    ResponderEliminar
  2. Es inevitable que las mamás que trabajamos tengamos esos sentimientos. Y, sí. Necesitamos psicólogos. Yo empecé a llevar a mi niño a la guardería antes de los dos años (ahora tiene 4) y siento que me estoy perdiendo muchas cosas y, peor, se las estoy quitando. Además de todo, a menudo he tenido que lidiar con profesoras que me hacen sentir como a la peor madre del mundo. También soy periodista y a menudo no tengo horarios fijos.
    Me gusta mi trabajo, pero creo que lo dejaría encantada si pudiera. Pero crío yo sola a mi hijo.

    ResponderEliminar
  3. Hola !!! Mi beba tiene 6 meses soy madre soltera y tengo que trabajar ahora estoy en el dilema de que tendre que llevar a mi bb a la guarderia por primera vez y me siento terrible nada mas de pensar en ese momento de ver su carita toda asustada de verme partir siento que me sentire terrible y no se si esté haciendo lo correcto ya qe es muy pequeñita, me gustaria que me aconsejaran ahora que estoy buscando trabajo que tipo de trabajo ustedes buscarían? uno que paguen relativamente bien pero que vea menos tiempo a mi bb o uno mas sencillo en el que paguen menos pero pueda estar mas tiempo con mi bb o realizar algun trabajo en mi casa?, no quisiera perderme como dicen de momentos importantes en su vida, pero tampoco quiero que tenga limitaciones economicas, que hagoooo????!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Empece a llevar a mis dos hijos a la guarderia el pasado mes de Septiembre..... tienen dos años y medio y un año y medio..... Mi hijo mayor que siempre ha dormido solo, ahora no quiere hacerlo y esta en la cama con nosotros, sus rabietas se han multiplicado y creo que la idea de que lo separen de su mamita, con la que ha estado siempre no le ha gustado nada....
    Totalmente en contra de las guardes.....y pidiendo a gritos que la baja maternal dure 3 años igual que en Suecia.....Animo a todas, yo lo llevo bastante mal....

    ResponderEliminar
  5. Joer, yo tengo que dejar a la peke con mi suegra el día 27 y en septiembre empieza la guarde y ya ando fatal, bufff... venga, para cuando un post "al final no estuvo tan mal y estoy encantada con la guarde". Creo que muchas necesitamos leer alguna historia con final feliz para animarnos :-(

    ResponderEliminar
  6. bufff, empiezo a pensar que soy una mala madre después de leer estos comentarios... mi hijo fue muy pero que muy buscado y lo nuestro nos costó. pero a mí los 4 meses de baja maternal se me hicieron eternos, hasta las narices de estar encerrada en casa (con el invierno que ha hecho, a ver quién salía) y volví encantada de la vida a trabajar. llevo a mi hijo, que es un santo el pobre, desde que tenía menos de 4 meses a una guarde donde se queda encantado, es más, ve a su cuidadora y son todas las sonrisas para ella, y cuando voy a buscarlo se queda como si nada al verme, todas las sonrisas siguen siendo para ella. Buena señal, me digo siempre. Los regalos que se curraron en la guarde con él para su padre en su día y para mí en el día de la madre fueron épicos y los tenemos expuestos en el salón, creo que hacen un trabajo extraordinario con mi hijo y los demás niños. Yo agradezco mis horas de trabajo porque son horas de desconexión de niño y me centro en mi vida, que para mí es necesario, y cuando acabo la jornada a las 15.00 me voy a como una loca a buscar a mi niño, dispuesta a disfrutar de él el resto del día. tener a mi hijo ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, pero estoy encantada con seguir trabajando, porque entre otras cosas ¿quién mantendría a mi hijo si algún día (espero que no pase nunca nunca) faltase su padre? a mí así se me educó, y pienso hacerlo así también con mi hijo y ójala algún día no lejano tenga una hija a quien educar igual. todos mis respetos a quien decide quedarse en casa cuidando a su bebé, vaya eso por delante, pero yo no sirvo para ser madre y esposa el 100% de la jornada. Y no me siento culpable. Ni pienso hacerlo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno y cómo acaba lo de la guardería, cuánto le costó acostumbrarse, o adaptarse como lo llaman ahora...Mi niño tiene dos años y medio y habla perfectamente para dejarme bien clarito... cada mañana...Mamá porqué me haces esto???Y claro me quiero morir al torcer la esquina...y el tipo luego cuándo va papá a buscarle le dice que se lo ha pasado muy muy bien, pero que mañana ya no tiene que volver...

    ResponderEliminar
  8. Mi hija tiene un año y pensaba llevarla a la guarde, . . . pero no puedo así que seguiré de excedencia, pero sacando el dinero de debajo de las piedras, no me puedo permitir ningún lujo que no sea hipoteca y comida, pues con un sueldo no nos llega de sobra, y a veces estoy triste, no sé por qué !

    ResponderEliminar
  9. A ver no hay que desesperar. El niño llora en la guarde igual que muchos llorarían en la oficina. Siempre queremos lo que nos es más cómodo. En casa los niños están más a gusto, son los reyes, los únicos al mando...Eso no quiere decir que en la guarde estén sufriendo. Al contrario dp de desaparece la persona a la que montar el teatro deciden que es mejor adaptarse y disfrutar. El mio se lo pasa genial a pesar de los intentos de por la mañana de hacerme creer otra cosa.

    ResponderEliminar

Compártelo