jueves, 25 de septiembre de 2008

Biberón vacío

Una cosa es que el enano me llame a las dos o las tres de la mañana porque ha perdido el chupete, de tanto dar vueltas en la cama, y no lo encuentra, se pone nervioso y entonces llama. O porque se ha quedado encajado entre la pared y la barrera protectora, o porque se ha hecho un nudo con las sábanas, o porque se ha caido, no sé cómo, de la cama. O porque quiere el biberón. Yo ahí, o el padre de la criatura, - por riguroso turno-, me levanto, o se levanta, más o menos resignado y dormido, y le busco el chupete, le pongo sobre la almohada, le coloco las sábanas, le doy el biberón (aunque con sus dos años y 16 kilos ya debería de aguantar toda la noche, pero a las tres de la mañana, soy capaz de darle cualquier cosa con tal de que se calle lo antes posible y me deje volver a dormir, sí, ya sé que es una estrategia equivocada y contraproducente pero no soy capaz de asumir sus gritos a estas horas), y regreso a la cama a toda velocidad para tratar de volver a coger el sueño lo antes posible, sin desvelarme, porque si me desvelo, entonces ya me da igual levantarme y ponerme a trabajar, u a ordenar armarios. Como decía, una cosa es eso, y otra, muy diferente, es que, después de haberse tomado el biberón, me vuelva a llamar a grito pelado, con voz insistente y tozuda (hasta 15 minutos lo tuve una vez gritando esperando que se hartara, pero no se hartó y siguió hasta que me levanté por miedo a que despertara a todos los vecinos) para entregarme el biberón vacio. Me lo da, y acto y seguido, se gira y se pone a dormir. Esto del servicio de recogida me parece ya una tomadura de pelo.

2 comentarios:

  1. Mi hijo hace exactamente lo mismo

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja...me parto!
    Me mandó una amiga una entrevista que se publicó hace poco en El Periódico de Castilla y León, porque estoy justamente inmersa en la (imposible...)conciliación familiar para el próximo curso y así conocí el blog. Es muy entretenido, no me extraña que tenga tanto éxito. Felicidades

    ResponderEliminar

Compártelo